"Caerse está permitido,levantarse es una obligacion"

martes, 27 de noviembre de 2007

Una de monologos...

Ahora que está de moda eso de los monologos vamos a recuperar unos monologos tradicionales asturianos por supuesto en asturianu...

La pericia de los lagareros en las espichas:

Como qu’entós los chigreros
al espichar una pipa
en ve cobrar les pucheres
qu’ún emburriaba p’arriba
cobraben una perrona
Por entrar ande la espicha.
Y bien no tabes dientro
podís pescar una mirla
surbiendo sidra a restrozu
sin pagar ni otra perrina.
¡Claru que los llagareros
facínlo con tola vista...!
Pos siendo la sidra cosa
que se dixier bien aína,
y ties que char per abaxu
cuantu metes per enriba,
a los pocos menutinos
de tar saborgando sidra
yá tenís que salir juera
a orbayar xunta una esquina.
Y dimpués que terminabes
de facer aquella espicha
si querís volver pa dientro
dabis otra perronina
y seguís de surbiatera
fasta dar fondu a la pipa
o terminar les perrones
o cayer pates arriba.(Delestal)

Como disfrazan a un cerdo para no pagar tasas:

Mangáron-y una chaqueta,
boína, chalecu, calzones
y naquestes condiciones
taba’l gorrín más chuleta
qu’un mozu con pretensiones.
Cogieron del brazu entós
al animal turulatu
y entre medies de los dos
pasáronlu pel fielatu.
Salieron dos consumeros
y nun vieron cosa estraña,
los que pasaren melgueros
seríen tres compañeros
en bon amor y compaña
y dexáronlos pasar
ensin consumos pagar.
Mas fue un fielateru quien
-y dixo a l’otru:
―Oye, Efrén,
¿fijástete nel del mediu
la cara gochu que tien?
(Delestal)

Los encantos de las mozas nos distraen de obligaciones:

Y güélvese a la mocina
y pregúnta-y: ―¿Qué hora ye?
Y ella diz cariñosina:
―Mira’l reló de paré.
Y él amira pal reló
y yo tamién amiré
y tal empresión me dio
que cuasi me desmayé.
Aquel reló yá marcaba
les diez de la noche y picu.
Y el tuntu de mi que taba
más tranquilu qu’un borricu…
A estes hores nel cuartel
pasen llista… voime prestu
non me calque’l coronel
cuatro semanes d’arrestu.(Delestal)

La mala pronunciacion trae equivocos....

―¡Hai que pone-y l’anastasia!
Antónzanes yo salté
viendo cosa tan redícula
y al ceruxanu entrugué:
―Esa anastasia ¿quién ye?
¿Una artista de película?
Y arrespondióme’l doutor:
―Esa anestesia, chaval,
ye pa matar el dolor.
Y pa ti no estará mal
una anestesia local.
―Entós, ¿nun será meyor
que la tengan provincial
que matará más dolor.

Tomo prestados estos monologos de Anxelu del blog de http://elmundodesusana.blogspot.com :


Taba recordando un casu
qu'en Mieres n'una ocasión
pasó a un rapaz de Muñón
por motivu d'un fracasu.
Como ahora prisa nun tengo
y el remiendu ya se echó
voy nun momentu a contaboslo
que a esti mozu i pasó.
Alcontrose con LlucíaLín
el de Perico Antón,
por Begoña y en Xixónen
medio la romería.
Ye Lín un gran rapazón,
de los formales de hoy día,
trabayaor non lu habría
en tol pueblu de Munón,
y pués , de güen corazón...
nin mantega derritía.
Yera una moza Llucía
tamién, bastante formal,
pero el cocu féxoi mal
y de guapa presumía.
A Lín gustábai la moza
-la verdá hay que decila-
pero que yera orgullosa
nin palabra Lín sabía.
El asu foi q'esi día
viendo güenes ocasiones,
-anq'el taba acobardau-
al topala en medio el prau
viendo que naide atendía,
Linón pidioi relaciones.
Ay, probe; ¿tú estás chiflau
o vives con ilusiones?...
Mozos de categoría
con el sombreru enroscau...
na más mirar pa de llau
téngolos ansí, a montones,
conque sal de quí del prau
si non llamo un polecía.
¿Non ye menester, Llucía!
pa tí, andaré mal portau,
pero soy un mozu honrau,
y esto de tí non creía;
conque adiós. Perdona; un día,
si falté fué equivocau.
Marchó el probe atristayau
que casimente nun vía,
al vese tan dispreciau
viendo que razón nu había.
Si a mi Llucía me da un dispreciu tan cascau...
pégoi una gañotáque vé a Xixón estrellau.
Como él, mayormente apuru
de marchar entós pa casa
,non ye cosa que tuviera;
esperó hasta la foguera
con el sobrín de Colasa,
que amigu d'el siempre fuera.
Cenaron sin apurase
marchen carretera arriba
y dispués, a pasease
por la fiesta, a ver que había
¿Qué sorpresa non seria
p'aquel Linón, tan güenazu,
al topase con Llucía,
que diba enganchá del brazu..
.del que fué el mayor golfazu:
don Tristán de "Minga Fría"?
Fíxos él que nun la vía,
y ella pasó simulá
y diz Linón pa entre dientes
¿vas con esi desgraciá?

Un añu, próximamente,
pasara ya en sin topase,
y'un día de mercau en Mieres
tópense y güelven hablamse.
¿Vas muy de prisa, Linón?...
-diz Lluciá, rezagá
¡Baxé con una beyá
y tuve güena ocasión,
ahora marcho pa Muñón
que pa'l tren non sobra ná!
¡Vete en el otru tontón!,

una vez vendiste yá
que prisa tienes allá
¿non tas fartu de Muñón?...
¿Y que fai un mosquilón
como yo, tan mal trazau
y con el traxe arrugau;
qués que sirva de risión?...
Home, calla por favor
y non seas d'exagerau,
que aunque te viera pintu
non me paeciés mejor.
Fué chándoi d'alguna flor
y que prisa non tenía
el casu foi que Llucía
,con musiques y canciones
y tanto entrar en calor
calentósei el motor
y ella pidioi relaciones.
Como el tren ya lu perdiera
con tanta conversación.
quixo entóncenes Linón
que con él al café fuera,
y allí mesmo en la Pasera
entraron el El Mesón.
Entós dime corazón:
¿qué me cuentes de to vida?
-díxoi muy fresca, Llucía-
y entoncies, díxoi Linón:
¡Llevo una vida aburría!
¡Trabayo como un ladrón!
¡Non tengo ná d'expansión
y fáltame compañía!
¡Eso tó tien solución!-
diz ella muy salivá-
tú, tá non tienes muyer
y yo tá non toy casá...
si tu quieres... pos ya está.
¿De veres?-díxoi Linón-
¿A quién más podré querer?...
Trai esa mano pa cá
que tú fisite muy nombrá
y güena tienes que ser.
Entós... ¿pa cuando va ser?
dímelo pronto Linón
que pónseme el corazón
llocu por se tu muyer.
¡Has tener resinación!
-díxoi él, muy socarrón-
¿non ves que te pué facermal
el date un alegrón
ansí tan de sopetón
y te pués aflaquecer?...
Escucha con atención
que ahora te lo voy dicer:
Cuando en Payares se piesquen
a teneor los salmones
les ballenes a garrafa
y a caña los teburones...
Cuando en Quirón les gallines
canten a coro una misa
y los gatos y los perros
gasten sombreu y camisa...
Cuando en el río de Aller
se críen los bacalaos
,y les cabres pongan güevos
p'encima de los teyaos...
Cuando les lanches pol mar
se gobiernen elles soles,
y escomiencen a nalar
pol aire los caracoles...
Cuando encima les figares
se posen los aroplanos,
y al más borrachu de Riosa
non i gusten los campanos...
Cuando te güelvan nacer
Serafín y Sinforosa
con vergüenza de muyer
y non mañes de raposa...

Al oyer esti piropu
Llucia quedó plasmá
y diz:
Linón, por piedá
el café póxote llocu
Y dixoi él: ¡Home, cá!
a mí non me canta el cocu,
toi bien cuerdu y pa marchar
quiero decite, Llucía
cuando nos vamos casar.

Cuando el mundo empiece a dar
les güeltes pal l'otru llau,
cambien to les estaciones,
y al golver l'añu pasau
aceptes les relaciones
que Linón te pidió en prau.
-..cuando esto llegue Lucía,
taste con muchu cuidau
y al llegar aquel momentu
qu'en tos yo te les pedía
-si tú me dices que si
-casámonos al otru día.
Mienteres tanto guapa mía,
busques pa axuntase a tí
a los del sombreu ansí
como Tristán "Minga Fría".

12 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS POR ESTA PUBLICACIÓN, EL MONÓLOGO DE LLUCÍA, ME LO RECITÓ MI PADRE DE MEMORIA PARA MI GRAN ASOMBRO, Y CUANDO LE MANDÉ REPETIRLO DESPACIO PARA COPIARLO NO FUE CAPAZ, PUES SE PERDÍA.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Taresa ( Una de Salceu) dijo...

Muchas gracias por este monólogo. Lo recitaba mi madre en las esfoyazas, allá por los años 50 y 60. Posteriormente lo solía hacer en reuniones familiares. Vamos a ver si puedo continuar la tradición
Lo dicho, muches, muchísimes gracies.
Taresa( Una de Salceu, Grao)